EL IMPERIO DE LOS FANÁTICOS

Hace mucho tiempo en una galaxia, muy, muy lejana…unos personajes se ganarían el corazón de millones de hombres y mujeres alrededor del mundo, desde la Patagonia Argentina hasta Tokio, en Japón.

Estos fanáticos, comparten un lenguaje en común solo para entendidos de la materia: Padawan, El Imperio, Los Stormtroopers, La Orden 66, Wookies y muchos, muchos otros, mientras repiten la frase: “Que la fuerza te acompañe”.

La fiebre comenzó en 1977 y ha pasado a un par de generaciones, esas que no vieron en el cine la primera película de la serie, Stars Wars Episode IV-A New Hope, (La Guerra de las Galaxias, Episodio IV: Una nueva esperanza).

Pero como el genio creativo de su escritor, productor y director George Lucas no para, ya son siete las películas que han llegado de esa galaxia lejana para el delirio de sus fans, y se esperan tres más: una para este año, otra para el 2017 y una última entrega que tiene previsto su estreno en el 2019.

Tanto es la devoción de los amantes de la saga que cada 4 de mayo, se reúnen en cualquier lugar del mundo para celebrar el Día Mundial de La guerra de las Galaxias o el Star Wars Day.

Lo curioso es que la fecha elegida no tiene nada que ver con el mundo de ciencia ficción que creó Lucas, no lo conmemoran, por poner un ejemplo, en honor al cumpleaños de Luke Skywlaker o la Princesa Leia.

La fecha se eligió por un evento político real acontecido en este lado de la galaxia.

El 4 de mayo de 1979, Margaret Thatcher asumió el cargo como primera ministra, un evento importante, porque era la primera vez que una mujer asumía tanto poder en el Reino Unido, y como los políticos siempre buscan la manera ingeniosa de atrapar a viejos y nuevos electores, publicaron ese día un anuncio en la prensa.

“May the 4th be with you, Maggie. Congratulations”, (Qué el 4 de mayo sea tu día Maggie. Felicitaciones), que no es más que un juego de palabras con la famosa frase de Star Wars, “May the force be with you”.

Pegó la frase, y es así como cada 4 de mayo, los fanáticos se agrupan para disfrutar de maratones de la película, exhibiciones en museos, foros, tributos y cualquier excusa que los anime a vestirse como sus personajes favoritos.

En esta edición le mostramos, los más grandes fanáticos de la serie.

El coleccionista infinito

Récord Guinness 2015, Steve Sansweet con 70 años, es dueño de un rancho que lleva por nombre, Obi-Wan donde tiene un estimado de 500.000 piezas originales de la saga; esto lo acredita como el mayor coleccionista del mundo.

Lo impresionante es que solo se han auditado y catalogado 93.260 de sus artículos, y Steve Sansweet asume que contar todo debería tomar un par de años más. Mientras su colección sigue creciendo, el rancho Obi-Wan en California está abierto a quien pueda pagar 70 dólares por un recorrido de dos horas.

El Imperio en el cuerpo

Con 43 años, el carpintero Matt Warner ha dedicado la mitad de su vida a rendirle tributo a La Guerra de las Galaxias, pero a través de su piel. Tiene tatuado el 90%  de su cuerpo y no parará hasta tener muchos más.

Star Wars es como mi banda favorita, mi carro favorito, mi parte favorita de la vida. Cuando lo necesito, está ahí, supongo que es una forma de vida”, dijo Warner a Reuters.

El niño del Lego

Cuando Phoenix Rist-Woolven nació en el Reino Unido, hace 13 años, Star Wars ya era parte de una cultura global, pero el mundo Sci-fi también lo envolvió desde muy joven.

Con 114 juegos de Lego, Phoenix se ganó el título como el mayor coleccionista en ese estilo batiendo a otros 150 niños de todo el mundo, para también demostrar que puede construir naves muy complejas para su edad.

El Jedi de la luz

Flynn Michael tiene el trabajo ideal que combina pasión y recompensa monetaria.

En el 2005, creó la New York Jedi, donde instruye a sus alumnos a usar el sable de luz de una manera segura, además de enseñar el honor de los samuráis y los Jedis.

Cuando apareció la primera película de la saga, en el 77, Michael tenía siete años y quedó fascinado por las escenas de peleas, tres décadas después abrió su propia academia y está en la búsqueda del Récord Guinness en la categoría, de la batalla más larga en peleas de sable de luz.

Autor: Mawarí Basanta

 

 

by Cerezo Fandango

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *